El huerto urbano: otra manera de entender la ciudadanía.

En MTG ya hemos hablado en varias ocasiones de las múltiples implicaciones que los huertos urbanos tienen en la vida de las ciudades. Ya sea comunitario-colectivo o individual, por su localización en el interior de las ciudades (solares abandonados, márgenes de ríos, descampados, etc.) o en nuestros edificios (azoteas, urbanizaciones interiores…) o en nuestras casas (patios, balcones…) estos huertos tienen múltiples beneficios para aquellos que los disfrutan: conoces el producto, es de mayor calidad al no necesitar de insecticidas ni pesticidas, resulta más económico al no existir intermediarios, por no hablar de su capacidad terapéutica ya que es una manera fantástica de encontrar el relax y la paz en nuestro tiempo libre.

Pero los huertos urbanos no sólo inciden beneficiosamente en la salud de las personas y el medio ambiente sino que, además, actúan como catalizadores sociales en torno a una nueva identidad urbana en la que muchos nos reconocemos.

En esta ocasión, Ciudadano 0,0 nos muestra todo lo que envuelve a este fenómeno y tomando un personaje ficticio como narrador en primera persona. La experiencia de Ángela se convierte en el vehículo para mostrarnos desde las típicas dudas que nos surgen al plantearnos cómo construir un huerto ecológico hasta instrucciones para su ejecución –incluso utilizando palés como alternativa. Del mismo modo, no falta el recetario a partir de los productos ecológicos obtenidos ni una explicación adecuada de todas las ventajas que conlleva tener un huerto urbano.

Por último, en Ciudadano 0,0 podemos encontrar una especie de guía muy útil de los mejores huertos urbanos de Barcelona, por si acaso alguno quiere conocer de primera mano esta nueva cultura.

 

 

+ info