Nidos urbanos por Dom Arquitectura

“Un día alguien hizo un muro, era frio, triste y muerto, con el tiempo, los gorriones hicieron de él, su casa. Vivían allí, criaban, volaban, cantaban, y el muro se convirtió en algo alegre y lleno de vida! Pero un día alguien decidió restaurar el muro, y tapar todos los agujeros donde vivían los gorriones, el muro volvió a ser gris, frio y triste! Entonces aparecimos nosotros, y decidimos poner nidos de colores donde antes habían agujeros, y les pedimos a los gorriones que volvieran, y han vuelto!!!! Nosotros les regalamos los nidos, ellos nos regalan todo lo demás y la ciudad nos lo agradece!”

(+info)

(via dom-arquitectura.com)