Ventanas refrigeradas, para evitar puentes térmicos y paliar gastos energéticos

ventanas-refrigeradas-evitar-puentes-termicos-paliar-gastos-energeticos-windows-refrigerated-avoid-thermal-bridges-alleviate-energy-costs-more-than-green-morethangreen-1

Investigaciones desde la Universidad de Harvard tratan de solucionar el punto crítico de toda edificación a efectos térmicos: la ventana. La necesidad de luz y de refugio de las temperaturas extremas, se contraponen a la hora de diseñar las aperturas de los paramentos verticales. Esta tecnología soluciona, en una ventana refrigerada, esta problemática inspirándose en modelos biológicos de disipación de calor.

“[…] las altas temperaturas estivales […] también da sustos en forma de facturas de la luz. Los aparatos de aire acondicionado consumen normalmente mucha energía, además de emplear en algunos casos productos contaminantes dañinos para el medio ambiente.

Lo cierto es que la sabiduría tradicional ideó hace siglos una arquitectura que hace frente al calor, basada en gruesos muros y paredes encaladas. […] El problema de estas construcciones es que el interior se mantiene prácticamente en la oscuridad.

un equipo del Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering (Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada Biológicamente), perteneciente a la Universidad de Harvard, ha vuelto sus ojos hacia la naturaleza de nuevo para encontrar una forma de dejar entrar la luz pero no el calor: unas ventanas que permitan la entrada del sol pero que ayuden a regular la temperatura interior de las casas.

Imitando la regulación térmica de la piel

La respuesta que han encontrado propone efectivamente una nueva solución para este problema. Aunque decir nueva quizá sea incorrecto, ya que el sistema que utiliza lleva miles de años en práctica: es uno de los trucos que utiliza nuestro cuerpo para regular su temperatura.”

ventanas-refrigeradas-evitar-puentes-termicos-paliar-gastos-energeticos-windows-refrigerated-avoid-thermal-bridges-alleviate-energy-costs-more-than-green-morethangreen-4

“[…] los vasos sanguíneos que tenemos directamente bajo la piel son muy sensibles a la temperatura. Cuando ésta sube, los capilares se dilatan, aumentando la cantidad de sangre que circula por ellos y favoreciendo la evacuación de calor hacia afuera, bajando así la temperatura.

Una red de canales marcados en una lámina de silicona

Tomando como ejemplo la red de vasos capilares que riega nuestra piel, los científicos del Instituto Wyss han diseñado unos paneles de cristal que incorporan una red de “canales ultra finos” por los que puede circular agua fría, facilitando la evacuación de calor hacia el exterior. Los canales son largos surcos, muy finos, marcados en una fina capa de silicona transparente que se adhiere extendida sobre el cristal de la ventana.”

ventanas-refrigeradas-evitar-puentes-termicos-paliar-gastos-energeticos-windows-refrigerated-avoid-thermal-bridges-alleviate-energy-costs-more-than-green-morethangreen-3

“Una vez colocado el cristal, “el agua entra a baja temperatura, fluye junto a una ventana que está caliente y se lleva la energía térmica con ella”, explica Benjamin Hatton, director del estudio. Según sus cálculos, utilizando unos 200 mililitros de agua es posible rebajar la temperatura del cristal unos 8 grados. Este sistema seguiría requiriendo electricidad o algún otro tipo de energía para hacer circular el agua por los canales, pero los científicos aseguran que consumirá mucho menos que un aparato de aire acondicionado o un ventilador.

Como siguiente paso, los autores planean trabajar con equipos que investigan estrategias de consumo eficiente y ahorro de energía para calcular exactamente cuánto podría ahorrar un edificio que utilizase este tipo de ventanas en todas sus plantas.”

(via elconfidencial.com)

(+info)

ventanas-refrigeradas-evitar-puentes-termicos-paliar-gastos-energeticos-windows-refrigerated-avoid-thermal-bridges-alleviate-energy-costs-more-than-green-morethangreen-2